Quién soy

Posiblemente más de lo que quieran saber

Uso varios sombreros: soy padre, esposo, hijo, hermano, lo que por supuesto implica una gran cantidad de parientes, tanto por vínculo de sangre como por vínculo político. Soy músico, poeta y loco. Soy escéptico y crédulo, lo que no signfica que necesariamente me haya convertido en una contradicción ambulante. Soy paraguayo, latinoamericano, cosmopolita, descendiente de europeos pero muy acostumbrado a la manera latina de ser. Soy viajero y agente de viajes. Me gusta la buena comida y la buena bebida, por lo que a veces exagero en ambos campos. Quiero pensar que soy un curioso incurable y un aprendedor. Pueden discrepar, pero en este caso mejor se guardan su opinión. Sé algunas cosas y trato de investigar acerca de lo que no conozco. Nací en un país cálido, pero prefiero el clima frío (¿más contradicciones?). Ya sufrí hambre, sed, frío, calor… estuve en bancarrota, saboreé la vida al máximo y trato de seguir haciéndolo porque estoy convencido de que es la primera gracia que Dios nos ha concedido. Soy católico practicante (¿puede existir alguno que no lo sea?) y, a pesar de mis muchas limitaciones, esta condición informa el resto de lo que soy. Además, soy perfeccionista, lo que puede considerarse una virtud, un defecto, o una maldición, dependiendo del punto de vista. Un amigo me definió una vez como un hombre del renacimiento, y estoy de acuerdo.

El nombre Paraguay Errante surgió en una charla virtual informal y se me quedó. Inicialmente la idea fue registrar Paraguayo Errante, pero resultó muy largo para Twitter, así que le tuve que sacar una letra.