Gratamente sorprendido

Creo que mi primer contacto con Johann Sebastian Bach tuvo lugar a través de la Toccata y Fuga en Re menor BWV 565, interpretada en un órgano a tubos y pedales, durante un programa de televisión. De eso pasaron ya muchos años.

Durante este tiempo, oí diferentes versiones en órgano y en otros instrumentos. Algunas personas presentaban arreglos modernos argumentando que si Bach hubiera vivido en esta época, utilizaría los medios disponibles en la actualidad. Si bien no estoy en contra del argumento, no creo haber escuchado una sola versión de la que el propio Bach estaría orgulloso… hasta hoy. Por favor, escuchen.

Facebook Comments

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.